Trendy News
recent

Los beneficios del queso para tu salud

Los beneficios del queso para tu salud

Es fácil mezclar el queso con pan, un pastel y otros agresores de la estructura abdominal. Pero, alto ahí: Aunque algunos lácteos pueden hacerte acumular kilos, muchos quesos son buenos para ti si los consumes con moderación en una dieta balanceada. (OJO: Esta no es una licencia para que te comas un kilo de queso en cada comida con una rebanada de cheesecake como postre). Te damos algunas opiniones de la nutricionista Karen Ansel, coautora de Healthy in a Hurry: Simple, Wholesome Recipes for Every Meal of the Day.

El queso puede ayudarte a adelgazar


“El queso puede ayudarte a mantener tu peso gracias a una sustancia llamada butirato que se encuentra en muchas variedades", dice Ansel. Gruyère, azul y Gouda, Parmesano y cheddar... Todos esos la contienen en abundancia. “Los investigadores indican que puede activar el metabolismo. Estos quesos también hacen que la bacteria de nuestro estómago produzca más butirato, así que es una ganancia doble”.

El queso ayuda a prevenir el cáncer


Esta noticia es difícil de digerir: “Un estudio encontró que el butirato contenido en el queso puede proteger contra el cáncer de colon, porque fortalece las células buenas”, dice Ansel. “Además, porque reduce la inflamación que manifiesta el colon con el paso del tiempo”.

El queso es bueno para construir músculo


“Los quesos altamente proteicos son una buena merienda para construir masa muscular”, dice Ansel. la proteína esta hecha de aminoácidos, que son la fundación del tejido muscular. “El mejor para esto es el queso ricotta”, afirma Ansel. “Es una de las mejores fuentes de suero proteico, especialmente beneficioso para construir músculo. Y sabe mucho mejor que un aburrido polvo de proteína”.

El queso es bueno para los huesos


Una fuerte defensa para el parmesano y el cheddar: “Al estar hechos con leche, los quesos contienen mucho calcio que mantiene la fuerza de los huesos”, dice Ansel. “Merendar una onza de parmesano aporta 336 mg de calcio, y la misma porción de cheddar 216 mg”. Es una buena parte de la ración diaria: la mayoría de los hombres adultos necesitan mil mgs de calcio al día.

También es bueno para los dientes


Mastica esto: “Comer queso mantiene los dientes más saludables gracias al calcio y el fósforo”, dice Ansel. “Estos dos minerales combaten al ácido lácteo naturalmente presente en nuestra boca y evita que se quiebre la porcelana de los dientes”. Esa porcelana es necesaria para masticar sin dañar los dientes y para prevenir caries y erosión.

El queso puede defenderte contra la diabetes


Adelante, cambia la hamburguesa por una hamburguesa con queso. Esos mismos quesos llenos de butirato protegen contra la diabetes tipo 2. “Aunque las investigaciones en esta área recién emergen, un estudio en la revista Diabetes arrojó que ratones que comieron queso mostraron un 50 por ciento menor en el nivel de insulina que los que no lo comieron. Los expertos sospechan que el butirato puede ayudar al cuerpo humano a usar la insulina con mayor eficiencia, manejando así los niveles de azúcar en la sangre”.

El queso es un complemento saludable para tu comida


Para los delgados: Muchos quesos son ligeros en calorías y grasas y una excelente adición a tus comidas. “Si quieres cortar el consumo de grasa y calorías, come feta. Es el queso más ligero con solo 6 gramos de grasa y 70 calorías por onza”, comenta Ansel. (Nos gusta para aderezar nuestra ensalada de espinaca en el almuerzo). “El Mozzarella es el que sigue en la lista, con 85 calorías y 6 gramos de grasa por onza”, agrega. Compleméntalo con pimientos asados en una ensalada o en una Caprese con tomate y albahaca. La tercera selección de Ansel es el queso suizo: “Contiene solo 106 calorías y 98 gramos de grasa por onza. Pruébalo en una omelet con espárragos o espinacas”.

Hasta los intolerantes a la lactosa pueden comer algunos quesos


Si la lactosa daña tu estómago, todavía puedes comer algunos quesos. “Cuando se fabrican los quesos naturales como parmesano, cheddar, gouda, suizo, mozzarella y Brie, el proceso de manufactura remueve casi toda la lactosa”, dice Ansel. Prueba solo un poco: "Una onza de estos quesos contiene solo un gramo de lactosa comparado con los 12 gramos que ingieres en un vaso de leche”.

Es la mejor comfort food, sin dudas


“Todo el mundo necesita comfort food de vez en cuando”, dice Ansel. “Si vas a pecar, entonces hazlo con queso, que tiene tantos beneficios nutricionales que lo ponen por encima de una pila de papas fritas o galletas. Pero cuando lo hagas, asegúrate de comer dos cubitos y no un pedazo enorme. Las calorías también puedes sumarse con rapidez”.

Este artículo se publicó originalmente enGQ US. 


Con la tecnología de Blogger.