Posts Patrocinados en este sitio y Redacción de Textos SEO

Receta: Pasta con Tomates Rostizados, Garbanzos y Arúgula

En estos días donde compartimos mucho tiempo con los niños en casa, es importante brindarles algo que les encante, pero que además sea saludable. Sin duda, la pasta es uno de los platillos predilectos de chicos y grandes por las distintas formas en que podemos combinar ingredientes. 

Te invitamos a disfrutar de este ingrediente acompañado de deliciosos vegetales y así, dar un respiro a tu salud, los animales y el planeta del consumo de ingredientes de origen animal. 

Pasta con Tomates Rostizados, Garbanzos y Arúgula


Rinde 4 porciones


Ingredientes

3 libras (1350 g) de tomates ciruela medianos, cortados a la mitad longitudinalmente
2 dientes de ajo picados
1 cucharada de condimento italiano
1/4 a 1/2 cucharadita de pimiento rojo triturado
1/4 taza (60 ml) más 1 cucharada de aceite de oliva o de uva, dividido
Sal marina y pimienta negra, al gusto
2 cucharadas de sal marina
12 onzas (340 g) de trigo integral o pasta de otro grano, de cualquier forma
1 lata (400 g) o 1 1/2 tazas de garbanzos cocidos, escurridos y enjuagados
4 tazas (bolsa grande) de arúgula ligeramente compactada 
Ralladura  de 1 limón (más jugo, opcional, para servir)
Precalentar el horno a 400 F (200 C).

Preparación

Extiende los tomates en una bandeja para hornear o en una bandeja para hornear con borde. Mezcla el ajo, el condimento italiano, el pimiento rojo, 1/4 taza (60 ml) de aceite y unas pizcas de sal y pimienta y luego vierte la mezcla de manera uniforme sobre los tomates. Revuelve o mezcla para cubrir. Ásalos en el horno hasta que estén suaves y ligeramente dorados, aproximadamente 45 minutos. (Si te gustan los tomates más tiernos, tápalos a 350 ° F [175 ° C] durante aproximadamente 25 minutos).

Llena una olla grande con 6 cuartos de galón de agua y 2 cucharadas de sal y déjala hervir. Agrega la pasta y cocine hasta que esté al dente, de acuerdo con las instrucciones del paquete. Reserva 1/4 taza (60 ml) de agua de pasta para adelgazar la salsa si es necesario.

Cinco minutos antes de que la pasta esté lista, calienta una sartén a fuego medio y agrega el aceite restante. Agrega los garbanzos y saltéalos durante 3 minutos. Mientras tanto, tritura la mitad de los tomates asados en un tazón grande con un tenedor y déjalos a un lado, reservando la otra mitad. Agrega la arpúgula a la sartén y revuelve hasta que se marchite. Escurre la pasta y combina los garbanzos, la arúgula, la pasta cocida y la ralladura de limón en el tazón, y luego mezcla para incorporar. Agrega el agua de pasta reservada según sea necesario para adelgazar la salsa.

Divide la pasta entre cuatro platos, cubre con los tomates tostados restantes y agregue sal, pimienta y jugo de limón al gusto.

Nota: Si no planeas correr un maratón al día siguiente, puedes usar solo 1/4 de taza (o 4 cucharadas soperas) de aceite en total para tostar y marchitar la arúgula. Luego cuece solo 6 onzas de la pasta junto con dos latas de garbanzos para obtener menos carbohidratos, menos calorías y más proteínas y fibra.

Receta adaptada de "No Meat Athlete" de Matt Frazier.
Fuente: HSI. 


Artículo Anterior Artículo Siguiente